¿Te gustaría pagar tus deudas con descuentos de entre el 60% y hasta 95%? ¡Aquí te ayudaremos a que lo logres!
 
Foro de asesoría legal 24 x 365Nuestros Servicios¡Contactanos!Nuestra estación de radio de asesoría legal en vivo.Información relevante para el DeudorEXCLUSIVO AFILIADOSBuscarFAQRegistrarseRegistrate a nuestro foroÍndiceConectarse
Comparte | 
 

 a.m.com.mx

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Angel Gonzalez
Experto
Experto
avatar

Nivel : Usuario
Soy de : CDMX
Sexo : Masculino
Mensajes : 19824

MensajeTema: a.m.com.mx   Lun Oct 13, 2008 2:02 pm

+ LOCAL

13/OCTUBRE/2008
Ahogados en deudas


Juana Crespo Arrona

La desesperación por liquidar saldos vencidos en las tarjetas de crédito ha llevado a muchos tarjetahabientes a pedir préstamos a sociedades financieras, perder el sueño o pensar en el suicidio como única salida.

Y es que todavía hace algunos meses, las tarjetas de crédito se entregaban sin distinción; no importaba ser desempleado, no importaba si se ganaba menos de lo que se podía pagar, bastaba con una identificación y un comprobante de domicilio para que a una persona le entregara su tarjeta de crédito en un banco o en una tienda departamental.

José, quien quiso permanecer en el anonimato debido a la situación que atravesó, pensó en el suicidio como única forma de librarse de los problemas financieros que le aquejaron desde hace años.

Sus deudas aumentaron de los 10 mil hasta 52 mil pesos, mismos que aún no ha finiquitado a las instancias que le otorgaron el dinero.

“Cuando estás endeudado tantas son las presiones que cuando los bancos te presionan de que el caso está ya en el Ministerio Público sí piensas en matarte. Yo sí llegué a pensar que si un día me metían ‘al bote’ mejor me ‘daba cuello”, platicó.

José optó por poner en venta parte de su patrimonio, como un terreno y su automóvil por los cuales pretende obtener cerca de 60 mil pesos para liquidar su cuenta en las tres tarjetas que maneja.

“Cancelé una y las otras se volvieron un dolor de cabeza, daba el mínimo y la otra no bajaba el crédito, con decirle que una vez compré unas llantas con la promoción de meses sin intereses y las terminé de pagar en medio año”.

La forma en que José obtuvo las tarjetas fue tan fácil que ahora se arrepiente; planea para este año liquidar todos sus saldos vencidos para después solicitar otro crédito sólo en una tarjeta.

“Pues en cuanto me presten dinero voy a liquidar, porque yo a veces daba de hasta 6 mil pesos y no veía bajar la deuda, en una debía como 14 en otra 20 mil pesos y en otra hasta 15 y por más que abonaba más del mínimo no podía”.

Pagar el mínimo… lo peor

Ruth Castolo obtuvo mala experiencia de las tarjetas de crédito, coincidió con la idea de que dar sólo el mínimo es un ‘arma de doble filo’.

Desde hace tiempo que no ha podido liquidar una suma cercana a los 16 mil pesos, por lo que está planeando de qué forma salir de ese compromiso y no volver a ver las tarjetas jamás.

“Cometemos el error de usarla de más como si fuera nuestro dinero, y pocas veces hacemos conciencia de que sólo es dinero prestado que tenemos que pagar y solemos gastar más de lo que podemos pagar. Yo por ejemplo debía 16 mil pesos, le bajé a 9 mil pero doy y doy dinero y no veo que baje nada”, señaló la mujer.

Actualmente Ruth busca un crédito en otra sociedad financiera para liquidar sus adeudos, ya que la mayoría de sus ingresos son destinados al pago de los intereses mínimos de las tarjetas.

Gana menos de lo que puede pagar

Carlos Chávez Vázquez vive una situación similar, pero sus ingresos fueron menores a lo que gastó y ahora se encuentra en aprietos por no poder pagar el saldo de su tarjeta.

Todo comenzó cuando a la puerta de su trabajo le ofrecieron una tarjeta de la cual no le pidieron comprobante de ingresos, domicilio o similar.

“Desde hace tres años no he podido pagar lo que me prestaron, me autorizaron como seis mil pesos y ahorita debo 8 mil que no les he podido pagar; trabajo como bodeguero en una tienda y ganó 3 mil 500 pesos mensuales y con eso pago luz, agua, renta y no me alcanza”.

Ahora analiza la posibilidad de pedir un préstamo vía nómina para liquidar su tarjeta y dejar en ceros su cuenta. Lo que antes utilizó para adquirir productos de la canasta básica ahora se convirtió en un problema que no ha podido resolver y lo cual le quita el sueño.

“Veo que en lugar de bajar, me aumenta la deuda, no sé qué es lo que estoy haciendo mal, pero pues ya quiero quitarme ese problema de la tarjeta”.

…Y la deuda no baja

Gabriel Ruiz Aguilar, de 27 años, adquirió varias tarjetas, ahora no sabe cómo liquidarlas, pues prácticamente trabaja para pagar los mínimos requeridos.

“Una persona en Centro Max me la ofreció y fue del modo que la puede tener, nada más me pidieron la identificación, mis datos, ya en 15 días tenía la tarjeta. Pues daba más del mínimo pero no sentía que bajara mucho, la semana antepasada di 4 mil pesos, pero se me quedó el monto de nuevo, en el estado de cuenta me llegó más cuenta, tenía una de Santander y ahí debía más de 5 mil pesos ya la cancelé y quería liquidar pero no pude”, reitero.

Actualmente el mecánico está arrepentido de haber aceptado la tarjeta como medio de pago, ya que no supo costear sus gastos y tendrá que pagar por ella más de cuatro mil pesos, por pagos atrasados.

“Ahorita por la situación está muy difícil, los trabajos escasos y el interés bien alto, pues sí me llega a quitar el sueño, uno está preocupado por las deudas, que uno deba”.

‘Regalan’ miles de tarjetas

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) atribuyó este problema a la facilidad con que las instituciones financieras ofrecieron a ‘diestra y siniestra’ tarjetas en bancos, supermercados y pasillos de centros comerciales.

El año pasado los bancos repartieron al día 6 mil 600 tarjetas.

“Lo peor es que los bancos ni siquiera tomaban en cuenta la posición económica del cliente. Nos ha tocado gente que ha llegado con 5 ó 6 tarjetas con límite y saldos de hasta 500 mil pesos, cuando la gente a lo mucho ganaba 10 mil o 15 mil mensuales”, reveló Felipe de Jesús Zavala Ponce, delegado de la Condusef en Guanajuato.

Lo peor de todo es que los asesores no explicaron a sus nuevos clientes de manera escrupulosa el costo anual de utilizarla, así que de compras mínimas el saldo final se elevó “hasta las nubes”.

A nivel nacional circulan cerca de 24 millones de tarjetas y en Guanajuato el número se aproxima a las 750 mil.

“Según los bancos la cartera vencida es como de 22 mil millones de pesos”, mencionó el delegado.

Cartera vencida significa las deudas que el banco no puede recuperar porque el deudor no tiene la estabilidad económica para pagar.

Eliminan a 76 mil

del Buró de Crédito

La alta morosidad provocó que muchos tarjetahabientes fueran notificados en el buró de crédito, que no es más que un archivo que manejan ciertas empresas dedicadas a elaborar un historial de personas que tienen algún adeudo con instituciones bancarias.

El círculo de crédito se aplica a aquellas personas que tiene problemas con empresas departamentales.

En este año hubo modificaciones a la Ley de Sociedades de Información Crediticia; anteriormente el buró de crédito tenía una vigencia de 7 años para bajar a seis; actualmente cerca de 165 mil personas fueron retiradas de este registro, sin embargo pasó de ser tolerante a estricto en cuanto a deudores.

“En Guanajuato se eliminaron en mayo 76 mil 578 registros de personas físicas, en Guanajuato tiene registrado un millón 964 mil 720 personas en Buró de crédito hasta el primer trimestre del año, éstas corresponden a un total de 4 millones 664 mil 743 créditos de diferente índole”, refirió Zavala Ponce.

Según el funcionario, por deudas mínimas de hasta 300 pesos se podría ingresar al buró, tal como ocurrió con un caso atendido en esta instancia federal.

“Cuando se hace un convenio con el banco y se dice: bueno, ya no tienes para pagar, te doy 7 meses para que me pagues el adeudo, pero se va al buró de crédito, ya no eres sujeto a otro crédito en 6 años; eso antes no existía, pero ahora se propuso con estas nuevas disposiciones, ya es más rígido”.

Antes los deudores podían llegar a un convenio con la institución a la que le debían dinero, para pagar en plazos; ahora el convenio no se respeta y se envía al Buró de crédito al deudor, con un historial negativo.

Altas tasas

Los pagos mínimos en muchas ocasiones no alcanzan ni siquiera para cubrir los intereses, por ejemplo, BBVA Bancomer en su tarjeta dorada, por una deuda superior a los 30 mil pesos cobra mensualmente poco más de mil pesos de intereses, pero el pago mínimo que exige es inferior a los mil pesos.

En promedio las personas económicamente activas ganan unos 12 mil pesos, pero las líneas de crédito son de unos 28 mil pesos.

Todas las tarjetas bancarias y departamentales que existen en el mercado, tienen una tasa de interés variable que se mueve en función de la Tasa Interbancaria de Equilibrio o la Tasa de Cetes.

Esto significa que el costo del crédito se mueve mes a mes, así que se puede volver un dolor de cabeza si no está al pendiente de su pago.

Piden a la Caja para pagar tarjetas

Ramón Imperial Zúñiga, director general de Caja Popular Mexicana, reveló que muchos deudores se acercan a la institución a solicitar un préstamo para saldar adeudos con instancias bancarias.

“Hay gente que se empieza endeudar con tarjetas y recurre con nosotros para que le demos un crédito para que pueda pagar sus diferentes tarjetas que tiene en el banco. Lo que hacemos es que la gente que nos pide apoyo hacemos un estudio para ver que nos pueda pagar y que no vaya a entrar en un problema mayor de que vayan a estar más endeudados. Procuramos ayudarles, es el fin de que resuelvan sus problemas económicos, pero tratamos de concientizarlos de que actúen con responsabilidad”, añadió el experto.

Reconoció que en los últimos años en lugar de fomentar el ahorro, se fomentó el crédito como único medio de adquirir bienes materiales o de primera necesidad.

“La tarjeta de crédito es uno de los medios de crédito más caros a nivel del País, esto también la gente lo debe tener muy en cuenta, normalmente las tasas de interés andan del 30% para arriba y aunque es muy fácil utilizar la tarjeta de crédito, realmente a veces sobre todo si la gente va pagando los mínimos está pagando tasas de interés muy elevadas y cada vez se empieza a complicar más”, advirtió.

Imperial coincidió con la Condusef en el fenómeno de crecimiento en la cartera vencida, generada por compras de artículos que en ocasiones no son necesarios.

“Compramos algunas cosas que normalmente se caracterizan como bienes de consumo, no es para poner un negocio, comprar bienes, eso no genera actividades productivas y que la gente se vaya endeudando y tiene que pagar estos créditos a través de su ingreso ordinario”.

¿Qué hacer ante la crisis?

Pague tarjetas

Lo ideal es liquidar las tarjetas y no cargar con una deuda que puede hacerse impagable en una situación de desempleo.

Pero si liquidarla le quita recursos para otros gastos, la primera recomendación es pagar dos o tres veces el mínimo requerido por el banco.

Identifique en su estado de cuenta el concepto “pago mínimo para no generar intereses”. Sea constante con ese monto para liquidar con certeza la deuda.

Si su deuda es muy alta, traslade el saldo actual a una tarjeta “light” que ofrece menos servicios, pero cobra una tasa de interés menos alta.

Las tarjetas llamadas oro, platino, platinium y todo lo que brille, cobran anualidad entre 600 pesos y 5 mil 500 pesos. Además todas sus comisiones son más altas que el resto de los plásticos. Cámbiese a una tarjeta menos costosa.

¿Y los créditos hipotecarios?

En el caso de créditos tramitados únicamente frente al Infonavit y Fovissste, siga con el trámite. Son tasas de interés social y mientras usted cuente con su empleo, podrá cubrir con los pagos.

En el caso de créditos donde interviene una institución financiera, Cofinavit, Apoyo Infonavit, Banco y Sofol, asegúrese que respeten una tasa de interés fija.

Las mejores opciones en el mercado están ofreciendo 11.9% anual con posibilidad de reducirla a 8.9%, luego de cinco años de pagos puntuales.

Pero existen algunos riesgos en estos momentos: que los acreedores eleven las tasas de interés y la estabilidad laboral de los solicitantes de un crédito.

Olvídese de créditos a tasas variables; si tiene uno en Udis, haga lo posible por convertirlo a tasas fijas.


Link:


http://www.am.com.mx/Nota.aspx?ID=228085&strPlaza=Leon&IDPlaza=1


__________________________________________________________________________________________________________

Participa en nuestros programas de Radio en vivo de asesoría legal: www.radioddd.org (Checa los horarios)

Organización Nacional de la Defensa Del Deudor, S. C.




Volver arriba Ir abajo
 

a.m.com.mx

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
asesoría al deudor :: NOTICIAS IMPORTANTES :: Mensajes importantes-